AC Milán vuelve a la victoria

Tras la durísima derrota sufrida ante la Lazio en Roma (4-1), el ‘nuevo’ Milán de Vincenzo Montella volvió a sacar la sonrisa en la Serie A. Nikola Kalinic, con un doblete, dio la vida a los ‘rossoneri’ y fue clave para ganar el partido y los tres puntos ante el Udinese. Una fantástica actuación del croata, titular por primera vez en campeonato, tranquilizó al combinado milanista.

Justo cuando los de Del Neri, que fue entrenador de Montella en la Roma en la campaña 2004-05 (Vincenzo fue el máximo goleador de aquella Roma con 17 goles en 27 encuentros), más asfixiaban y los ‘rossoneri’ más sufrían, el ‘7’ apareció para dar una mano a los suyos. A los 10′ el Udinese abrió la lata con un remate de Lasagna. El trencilla dudó y pidió la ayuda del VAR y, tras revisar las imágenes, anuló el tanto por fuera de juego. Entonces, el último en llegar a la corte de Montella para completar la delantera aprovechó un centro de Calabria para poner el 1-0 en el marcador en el 22′.

El primer grito del croata con la camiseta del Milán relajó a sus compañeros a tal punto que Lasagna se aprovechó de un fallo defensivo de Romagnoli para empatar. Esta vez sí, el gol fue regolar y puso el 1-1 en el marcador. Tras algunos minutos de pura tensión en el césped y en la grada, el cuadro ‘rossonero’ volvió a respirar gracias a otro tanto de Kalinic. Tras un saque de esquina, el croata fue el más rápido en convertir en gol un rebote. Dos gol feos sí, pero vitales para el equipo de Montella.

Kalinic, no contento, recibió un pase al hueco de Kessié que convirtió en gol. El colegiado dudó por segunda vez. El VAR fue clave y útil para anular el segundo tanto del encuentro por fuera de juego y lo que hubiera sido el primer ‘hat-trick’ del croata con el Milán.

El Milán, por su parte, tiene motivos para respirar más allá del triunfo. La defensa de tres centrales dio una salida equilibrada del balón. Bonucci, con más espacio y los centrocampistas más involucrados en la maniobra ‘rossonera’. Lo único negativo: Suso, que hizo pareja en la delantera con Kalinic, tuvo menos protagonismo. El 4-3-3 era su territorio favorito, ya que recibía constantemente el balón en el costal derecho y daba chispa a la acción del Milán.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Related posts

Leave a Comment

Resolver : *
3 − 3 =