Messi salvó a Argentina

Hay triunfos que valen toneladas de oro para la tabla y el ánimo y ni un gramo para la maduración de un equipo. De ese calibre fue el que consiguió Argentina 1-0 ante Chile en su serpenteante camino por las Eliminatorias sudamericanas.

Fue una victoria para adelantarse en la curva hacia el Mundial de Rusia, aunque también para hacerse un montón de preguntas. Las que deberán responderse en el corto tránsito hacia el partido contra Bolivia.

El equipo de Bauza repitió una tendencia vieja y casi siempre ineficaz: dejar de hacer lo que la llevó a ponerse arriba en el resultado una vez que lo consiguió. Porque, sin ser deslumbrante, había dictado las condiciones del partido al principio. Poca distancia entre defensa y ataque, presión en la salida de Chile y combinaciones veloces. Hasta que llegó la jugada del penal de Fuenzalida a Di María, la precisa definición de Messi y vuelta a empezar.

Fue a partir de ese instante que las posturas trocaron. Incipientemente, Chile empezó a tomar confianza y se animó a mover la pelota.

Sin circuitos de juego elaborados, Argentina volvía entregarse a inspiraciones individuales y terminó esperando el final del partido ante un Chile que agotó recursos pero que se fue con las manos vacías del Monumental de Núñez.

Ahora, Argentina buscará en La Paz ante Bolivia otra victoria para seguir tomando aire y sobre todo, para cambiar el aire futbolístico.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Related posts

Leave a Comment

Resolver : *
26 × 8 =